Artículo

China en África: ¿Monstruo o Mesías?

China’s Aid to Africa: Monster or Messiah?

"En los últimos años, la presencia de China en África ha provocado un tenso debate sobre su participación en la economía y lo que implica para el continente"

En fechas anteriores a 2009, África recibía el 45,7% del total de la ayuda global de China. Nada más que en el período siguiente, de 2009 a 2012, esta ayuda se cuantificaba en 10.000 mill $; y se prevé que aumente para sumar los 20.000 mill $ entre 2013 y 2015. También, se calcula que hasta 2025, China habrá aportado en total 1.000 mill $ de ayuda al desarrollo (como define la OCDE) a África. ¿Por qué tanta polarización sobre África? ¿En realidad el altruismo y la ayuda humanitaria lo son todo? ¿A quién beneficia la ayuda china a África? ¿A quién debe beneficiar? El debate está vivo, tanto en África como en China. Lo que está claro es que en África, China está en todo, inclusive en la financiación de infraestructuras de sectores como sanidad o educación, pilares tradicionales del Estado de bienestar. Además, a pesar de la volatilidad de la estabilidad en el continente, no duda en financiar proyectos que requieren grandes inversiones en infraestructuras y que sólo pueden producir beneficios reales a largo plazo. Pero todo eso es sin contar con los críticos. Y los detractores de la acción china en el continente son muchos. La acusan de interesarse sólo por los países con recursos naturales. Asimismo le reprochan que condicione su humanistarismo a la busqueda de oportunidades para sus empresas. Desde esta perspectiva, las políticas de algunos Ministerios chinos no ayudan a disipar dudas. Las instrucciones son claras: sólo se ha de otorgar ayuda a los países que ofrecen mayores oportunidades de comercio y beneficios para China. De manera general, muchos opinan que la presencia china, en el continente, exacerba la corrupción. Lo cual es muy nocivo para el buen gobierno e incluso el desarrollo sostenible. El debate sigue pero parece que por ahora, China en África, no es para nada una relación de suma cero.

Más información